Uncategorized

Ordenación de Diácono. ¡Demos gracias a Dios!

El próximo día 6 de febrero, en el Seminario Mayor, por ministerio del Excmo. Sr. Javier Navarro Rodríguez, X Obispo de Zamora, será ordenado diácono Luis Miguel Plancarte Torres, quien desde noviembre de 2019 ha estado en nuestra parroquia De Santiago apóstol en Sahuayo, preparándose para su ordenación.

Déjemos que él mismo nos narre su historia vocacional:

Me llamo Luis Miguel, soy el segundo de cuatro hijos de la familia Plancarte Torres. Crecí en la calle Abasolo de la ciudad de Jacona Mich., como cualquier niño del barrio salía a jugar con mis vecinos allá en los 90´s. Crecí en el seno de una familia normal, eso sí, desde pequeño mi mamá nos enseño a orar a mis tres hermanos y a mí. Durante mi etapa de secundaria con mis amigos compartíamos qué queríamos ser de grandes, y yo decía sacerdote, cualquiera se sorprendía de mi respuesta pero me animaban a ir adelante.

Conocí en el grupo de adolescentes ENACRI a un sacerdote que nos motivaba a los monaguillos a asistir a los procesos vocacionales del seminario, así que decidí iniciar mi proceso. Allí conocí a grandes amigos que después se convirtieron en mis hermanos en el seminario menor de Uruapan en el año 2005. Posteriormente inicié el seminario mayor en Jacona, preguntándome siempre sobre la autenticidad de mi vocación a la vida sacerdotal diocesana. Confirmé mi vocación en los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola, en silencio durante un mes, hablando con Dios y con mi historia personal.

Agradezco a Dios, que me ha puesto a la sombra de “Buenos árboles” porque con su ejemplo y testimonio me han ayudado a entender y valorar la vida de un sacerdote. El próximo 6 de febrero me postraré y prometeré obediencia a mi Obispo poniendo mis manos entre las suyas.

Le pido a Dios que me conceda dar buenos frutos y a ustedes les pido que nos acompañen, a Jonathan y a mí, con su oración.

Durante esta semana unámonos en oración para que el Señor le conceda el don de la perseverancia, cultive en su corazón el anhelo de santidad y le de alegría y entusiasmo en su entrega al servicio de su pueblo santo. Así sea.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s